Brasil sobrevive a los penales de milagro

0010351436

Brasil y Chile empataron 1-1 al cabo de los 90 minutos reglamentarios y un alargue, pero el pase a cuartos de final se definió en los penales. Los brasileños lograron pasar de fase sufriendo hasta el último momento con el fallo del último penal de Jara por parte de Chile en unos penales de alta tensión.

Sobre los instantes finales del tiempo extra, el chileno Mauricio Pinilla estrelló un balón en el travesaño. David Luiz puso a los dueños de casa arriba en el marcador a los 17 minutos y Alexis Sánchez empató a los 31.

Brasil lució muy nervioso desde el vamos e hizo un planteo conservador, en el que Hulk, teóricamente un delantero, se mostró más preocupado de tapar las subidas de Mauricio Isla que de atacar y rara vez pisó el área contraria. Fred y Oscar pasaron inadvertidos y la única fórmula ofensiva a que apelaron los dueños de casa fue la búsqueda constante de Neymar.

El ariete brasileño, que lleva cuatro goles en el Mundial, generó peligro con sus corridas aprovechando la lentitud de Francisco Silva en varios contragolpes, pero terminó mal las jugadas o sus compañeros fallaron en la definición. El arquero chileno Claudio Bravo, por otro lado, se mostró muy seguro de alto y desvió un bombazo de Dani Alves desde fuera del área al cierre del primer tiempo y otro de Hulk desde cerca en el segundo.

Chile le jugó de igual a igual a los brasileños a pesar de que Arturo Vidal, operado el mes pasado de los meniscos de la rodilla derecha, está lejos de su mejor forma, y de que Gary Medel sufrió una distensión que lo tuvo en duda hasta el último minuto. Medel aguantó hasta el alargue y fue reemplazado a los 106 minutos.

Fieles a su estilo, los chilenos presionaron en todos lados, con un Marcelo Díaz implacable en la marca, y no dejaron armar su juego a los locales, cuyas llegadas fueron siempre por pelotazos o acciones individuales de Neymar. Ofensivamente, la Roja dependió a su vez de los pelotazos en dirección de Sánchez, ya que Eduardo Vargas se vio poco o nada.

Apenas cumplido el cuarto de hora, Thiago Silva peinó hacia atrás un tiro de esquina y David Luiz la mandó adentro.

El gol, no obstante, no serenó a los dueños de casa, que pese a tomar muchos recaudos defensivos se dejaron sorprender y perdieron un balón en un saque lateral cerca de su área. Marcelo hizo el saque, Hulk se quedó dormido y Eduardo Vargas se llevó el balón, habilitando a Sánchez, quien batió a Julio César con un tiro bajo, cruzado, desde adentro del área.

-
- -

Deja tu comentario

-
-