Este perrito no puede contener la emoción al llegar al parque de perros